Que diferencias tenéis que conocer para escoger un acabado de relieve o un barniz braille


Publicado el 30/08/16
Diseño, Solución de problemas,

IMAGEN-ADCO

El uso de los acabados en las etiquetas adhesivas nos va a permitir diferenciarnos en el lineal y crear una vínculo emocional con el consumidor, ya que podemos conseguir que use el tacto o bien tenga un efecto visual respecto al resto de etiquetas. Por lo tanto, es una parte muy importante a la hora de realizar el diseño e impresión de la etiqueta.

A la hora de escoger un acabado, hay que tener claro cuál es el objetivo que buscamos y también conocer las diferentes opciones que tenemos.

Os explicamos las diferencias existentes entre un relieve seco y un barniz con relieve para saber cuál le conviene más a vuestra etiqueta.

Para empezar, el sistema que se utiliza para crearlos es distinto en ambos casos.

El relieve, se realiza con dos planchas, una macho y otra hembra que ejercen presión sobre el papel, realzándola y dándole profundidad. Si miramos la etiqueta por el reverso, la zona a la que le hemos aplicado el relieve se verá hundida, justo a la inversa de cómo se verá en el frontal. Este sistema de impresión, no es aconsejable para materiales plásticos.

El braille sin embargo, se realiza aplicando un barniz especial sobre las zonas que se quieren realzar, sobre la etiqueta ya impresa. Se puede aplicar para el idioma de puntos braille, textos, o sobre partes de una imagen.

El braille, al tratarse de un barniz, da una textura a la zona realzada distinta a la del resto de la etiqueta, creando un efecto gloss con sensación de 3D y brillo. El relieve no tiene una textura distinta que el resto de la etiqueta.

El relieve es más preciso para textos pequeños que el barniz braille. El relieve seco se estropea y pierde altura si ejerces presión sobre él, en cambio el barniz braille es más resistente a la presión.

Si necesitas más información contáctanos en venta@adcolabels.com

 

 

 

 

Tags: Acabados, Relieve, Braille,