Qué opciones sostenibles tenemos en el sector del vino


Publicado el 22/11/21
Ecoetiquetas,

El sector vinícola está en proceso de renovarse para acercarse hacia la sostenibilidad. Los bodegueros y agricultores optan ya por opciones más ecológicas que los consumidores pueden identificar por las Ecoetiquetas. Se trata de un etiquetado que identifica productos que se generan con un menor impacto sobre el medio ambiente, de una forma sostenible y respetuosa.

Este distintivo lo otorga directamente la Administración y garantiza que la empresa productora cumple criterios ambientales. Los consumidores tienen la posibilidad con este marcado de identificar estos productos y optar por ellos para poner su grano de arena en la conservación del medio.

Características de los vinos con Ecoetiquetas

Las Ecoetiquetas tienen dimensiones europeas y pueden usarse en todo su territorio además de en Islandia, Noruega y Liechtenstein. De cara a los consumidores se caracterizan por ser fiables, creíbles y visibles. Para que el vino esté etiquetado con ella debe cumplir los siguientes requisitos sostenibles:

  • El viñedo de origen del vino debe contar con una certificación ecológica que supone la restricción de tratamientos de síntesis química sobre las viñas para combatir plagas, se trata de herbicidas y fungicidas.
  • El tipo de abono usado en las vides es siempre natural, nunca mineral. Su origen es animal o vegetal y en los viñedos más sostenibles se obtienen de la biomasa que generan los propios cultivos.
  • Se realiza un proceso exhaustivo de la uva y se descarta la que está dañada.
  • Los procesos de arado, siembra y recolección se realizan siempre de forma manual para no dañar el terreno, no se utiliza maquinaria.
  • Con el objetivo de mantener la flora microbiana del entorno, no se queman los rastrojos que resultan después del cultivo.
  • No se usan los llamados OMG u organismos modificados genéticamente en ninguna parte del proceso de producción.
  • El proceso de la vendimia se extiende y se utiliza la llamada vendimia tardía, se trata de recolectar la uva más tarde con el fin de que esta contenga de forma natural mayor cantidad de antioxidantes que influirán en el producto final o vino.
  • El uso de sulfitos está permitido pero debe seguir un control estricto. De igual manera no se pueden aplicar procesos químicos para la eliminación del anhídrido sulfuroso.
  • En referencia al uso de materiales para el embotellamiento deben ser de carácter sostenible en su mayor medida y el tapón debe ser de corcho natural.

Debemos resaltar que el vino ecológico no está reñido con la calidad o el sabor. De hecho, la pureza que produce en las sensaciones este tipo de vino es lo que lo distingue del vino tradicional. Las bodegas están comprometidas con el medio ambiente y el consumidor puede optar también por seguir su camino sin renunciar a la calidad y el sabor de un buen vino eligiendo productos marcados con Ecoetiquetas.