¿Qué adhesivo necesitan mis etiquetas para botellas de vino?


Publicado el 31/01/18
Solución de problemas,

etiqueta para botellas de vino

A la hora de elegir la perfecta  etiqueta para para botellas de vino, igual de importante que el diseño, es el tipo de material y el adhesivo a utilizar, ya que una mala elección puede hacer que la etiqueta se deteriore o no cumpla la función para la que fue creada.

Los diseñadores de etiquetado utilizan cada vez más papeles texturizados con profundidad táctil y visual para conectar con los consumidores, pero todo su duro trabajo se pierde si la etiqueta se vuelve gris al humedecerse o estar en contacto con el hielo.

En el mercado existen distintos tipos de adhesivos para cubrir todas nuestras necesidades y para adecuarse a las condiciones en las que se encuentre la superficie que queremos cubrir.

Los adhesivos para las etiquetas de las botellas de vino deben tener una fuerte adhesión inicial y final, se utilizan adhesivos permanentes o superpermanentes, dependiendo de si se espera que el vino pase más o menos tiempo expuesto a la humedad o el agua.
El adhesivo que recomendamos  es el permanente enológico: especial para vinos blancos, rosados o cavas, ya que aguanta durante un tiempo la humedad, las bajas temperaturas y la inmersión sin desprenderse. Su tratamiento anti-humedad y anti-moho garantiza una óptima resistencia al contacto con agua y previene la proliferación de hongos, convirtiéndolo en la elección perfecta.

Los hay especialmente diseñados para adherirse al vidrio garantizando la resistencia a la inmersión en agua por un periodo máximo de 4 horas según los test realizados.
La temperatura que soportan de media estos grupos de adhesivos oscila entre los -5º y los 60º C, pudiendo llegar algún adhesivo especial hasta los -25º.

Garantizamos así la durabilidad y el buen aspecto de la etiqueta durante su inmersión en cubitera y su posible refrigeración. Así cuando llega a nuestra mesa, la etiqueta de vino sigue perfectamente pegada a la botella para que se mantenga la imagen del producto y podamos ver toda la información (en qué zona se ha producido, el tipo de uva, el % de alcohol, los maridajes…). De esta forma las etiquetas no sufren el levantamiento de bordes, burbujas o arrugas, ni siquiera cuando la botella se sumerge en hielo.

Los materiales que se utilizan normalmente en el sector vitivinícola (verjurados, metalizados, brillo y supermates) aportan un factor visual extra al diseño. Además al poder añadir también todo tipo de acabados, el resultado final será una etiqueta que mantenga la imagen de marca.

Además en ADCO continuamos fomentando el desarrollo de la innovación, como pilar estratégico de nuestra actividad, y hemos creado una etiqueta hidrosoluble que permite el reciclaje de las botellas de vino.

Si necesitas más información contáctanos en venta@adcolabels.com

 

Tags: Adhesivos,